Por qué los niños necesitan jugar al aire libre

17 diciembre 2018
Categoría Actualidad
17 diciembre 2018, Comentarios 0
Foto de Paula Spencer Scott

Muchos niños nunca han vivido los juegos de siempre de la infancia como deshojar margaritas, construir castillos de arena o jugar en un bosque.

A pesar de la popularidad de Peppa Pig, más de un tercio de los niños en UK (35%) no han pisado el barro, según un estudio realizado a 2.000 padres por Eco Attractions Group.

Solo la mitad de los jóvenes han construido castillos de arena en la playa, con un número similar que dice no haber hecho, nunca, un picnic fuera de su propio jardín. El 44% de los niños prefiere ver la televisión o jugar solo en su ordenador que salir a jugar al aire libre. Los expertos advierten de que es posible que estemos creando una generación poco sociable, poco imaginativa e inactiva.

El aire libre es también el mejor lugar para que los niños practiquen y adquieran destreza en sus habilidades físicas, además de desarrollar su sistema inmunológico y practicar la resolución de problemas. De hecho, ya sea que tratando de descubrir la mejor manera de construir un fuerte o aprendiendo a llevarse bien con amigos, los niños que juegan fuera aprenden cómo resolver problemas de la vida real.

Los estudios demuestran que, los niños que juegan fuera, desarrollan más habilidad de lenguaje, están más en forma y tienen menos problemas de comportamiento. De hecho, las investigaciones muestran que los niños usan cinco veces más palabras cuando juegan al aire libre, en comparación con niños que están en el interior, y que existe una correlación directa entre la obesidad y la falta de tiempo que pasan fuera.

Las actividades tradicionales al aire libre también enseñan a los niños a respetar y disfrutar de la naturaleza y los animales. Sin embargo, según la investigación, solo cuatro de cada diez niños ha plantado sus propias semillas para cultivar plantas o flores desde cero, y solo un poco más de un tercio ha ayudado a cultivar frutas y verduras. La observación de animales también se está volviendo menos popular, ya que dos tercios de los niños dicen que nunca buscaron aves, el 35% afirma que nunca deshojaron margaritas y siete de cada 10 nunca recogieron moras.

Entrada original Huffington Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − 11 =